martes, 29 de septiembre de 2015

Un día perfecto

Por casualidad me enteré de que echaban en el cine una película sobre la contaminación de un pozo de agua potable durante la Guerra de los Balcanes. Me gustó y tiene que ver con la temática del blog. Os la recomiendo.


Nunca he sido un gran aficionado al cine, así que la crítica cinéfila no es mi fuerte. Prefiero poneros la reseña oficial de la película para que os hagáis una idea de lo que trata:

“Un grupo de cooperantes trata de sacar un cadáver de un pozo en una zona de conflicto. Alguien lo ha tirado dentro para corromper el agua y dejar sin abastecimiento a las poblaciones cercanas. Una tarea aparentemente simple se convierte aquí en una misión imposible, en la que el verdadero enemigo quizá sea la irracionalidad. Los cooperantes recorren un delirante paisaje bélico tratando de resolver la situación, como cobayas en un laberinto.”

Y esta otra, que está parafraseada de Film Affinity:

“En una zona en guerra donde los cascos de las Naciones Unidas tratan de controlar la situación, un grupo de cooperantes debe lidiar con sus propios conflictos: Sophie (Mélanie Thierry) quiere ayudar a la gente, Mambrú (Benicio del Toro) quiere volver a casa, y Katya (Olga Kurylenko) quiso una vez a Mambrú. Mientras, Damir (Fedja Stukan) quiere que la guerra termine, Nikola (Eldar Residovic) quiere un balón de fútbol, y B (Tim Robbins) no sabe lo que quiere.”

Dicho lo cual, solo puedo añadir que vi “Un día perfecto” y me gustó: retrata la vida misma, describiendo la forma en la que un grupo de cooperantes, seres humanos todos con sus virtudes y defectos, se juegan el tipo por sacar un cadáver de un pozo de agua potable. La película cuenta una realidad muy dura, aunque consigue sacarte algunas risas a través de un humor inteligente que se mueve con éxito entre lo fatalista y lo absurdo.


video

Sé que es de esas películas que no pasarán a la historia del cine, pero me alegro de haber ido a verla.